Hilos tensores 2018-02-13T17:47:43+00:00

Hilos tensores

Una piel joven es rica en colágeno, pero a medida que vamos cumpliendo años, éste disminuye y es en este punto cuando empezamos a ver los primeros signos de envejecimiento, como las primeras líneas de expresión y primeros síntomas de flacidez.

Existen dos diferentes tipos de hilos tensores, realizados con el mismo material (polidioxanona y ácido poliláctico ) pero formatos diferentes:

  1. El hilo tiene unas espículas gracias a las cuales posee la capacidad de levantar el rostro, sería un lifting biológico.
  2. Son finos hilos de sutura reabsorbibles, material muy seguro y que estimula la fabricación de nuevo colágeno. Los hilos van introducidos en una fina e indolora aguja, son de rápida y sencilla aplicación, que se realiza en aproximadamente 30 minutos y se lleva a cabo en el consultorio médico, sin ser necesaria la administración de ningún tipo de anestesia local ni anclajes ni suturas posteriores. Es un tratamiento ambulatorio que evita la exclusión laboral y social.

Es un tratamiento idóneo para empezar a combatir los primeros signos de envejecimiento, ya que se puede utilizar  tanto preventivo como reparador del descolgamiento del óvalo facial, y para aumentar la capacidad de generar colágeno en personas de mayor edad.

BEBEFICIOS:

  • Producción natural de colágeno.
  • Soporte mallado para piel.
  • Redensificación de la piel.
  • Prevención de la flacidez.
  • Mejora de la flacidez.

En definitiva, es un tratamiento de rápida y sencilla aplicación con el que podemos prevenir y mantener el estado actual de piel joven o mejorar la piel flácida de zonas tan delicadas como las periorbiculares, mejorando el descolgamiento  de ceja, párpado y sien; y dando cuerpo a la piel adelgazada y cuarteada de mejillas y cuello.

Pide tu primera cita gratis ahora.




















Acepto las condiciones de uso y política de privacidad

Volver a medicina estética