Toxina Botulínica

Es un tratamiento de rápida e indolora aplicación que consiste en depositar unas pequeñas cantidades del producto en los músculos responsables de las arrugas de la frente, entrecejo y contorno de los ojos. Es un rejuvenecimiento inmediato, y bien aplicado, ofrece resultados con aspecto totalmente natural, eliminando de nuestro rostro las arrugas, el aspecto de fatiga y la mirada triste causada por el envejecimiento periocular y descolgamiento de las cejas, evitando a su vez, las antiestéticas líneas causadas por la molestia del sol en los ojos.

Elimina y reduce las arrugas dando paso a un efecto lifting sin perder expresividad y con un aspecto natural.

La profesionalidad y experiencia de nuestros médicos ha hecho que desarrollen una técnica en la aplicación de la Toxina Botulínica Tipo A, que hace que el tratamiento con ésta sea más satisfactorio, dando lugar a la perfecta colocación de tu mirada, ya que analizarán tu rostro detectando el origen de cada arruga, y lo pueden tratar con seguridad. Nuestros médicos conocen bien la mímica facial y saben los músculos que se deben tratar, evitando las frentes extremadamente lisas y las caras inexpresivas y tan temidas.

Tratamiento

Cada sesión dura alrededor de unos 30 minutos aproximadamente, pudiendo continuar con tu rutina diaria inmediatamente después, ya que no deja ninguna marca en tu rostro y es prácticamente indetectable que acabas de hacerte éste tratamiento.

Los resultados empiezan a notarse a los 2 o 3 días de la aplicación, aumentando paulatinamente hasta su total efecto a los 14 días de la aplicación.

Beneficios

Además de conseguir rejuvenecer y eliminar las arrugas de expresión, durante el tiempo de efecto del tratamiento, frenarás el envejecimiento y deterioro de la piel, luciendo luminosidad en su lugar.

Sólo puede ser administrado en Centros Médicos autorizados que dispongan de depósito de medicamentos y de la correspondiente acreditación otorgada, previa inspección, por el Ministerio de Sanidad.